¿EN QUÉ CONSISTE UN BLANQUEAMIENTO DENTAL?

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos que cada vez más pacientes se realizan, sobretodo en épocas estivales. Esta especialidad de la estética dental rejuvenece tu sonrisa de una forma no invasiva dándole un acabado más blanco. La manera más adecuada de realizarlo es respetando el blanco natural de cada persona, adaptando el tratamiento y los tonos a las piezas dentarias naturales y a las facciones del paciente.

Todos hemos visto a esos artistas y famosos que se han pasado del blanco Hollywood y acaba resultando más bien poco estético y nada atractivo. El blanqueamiento dental, aunque es un proceso fácil e indoloro, consta de diferentes partes que se deben realizar de manera minuciosa siempre con un profesional, o en caso de hacerlo de manera particular, con la supervisión de un odontólogo especializado.

Su duración suele ser de unos 45 minutos aproximadamente. Las dos o tres semanas posteriores al tratamiento se recomienda no ingerir ciertos alimentos, como café o cola, que puedan manchar el diente. Y mucho menos fumar, ya que el esmalte se vuelve mucho más poroso durante el blanqueamiento para que penetre mejor. Así que es posible que se note más sensibilidad en los dientes durante unos días y, aunque se puede hacer vida normal y sin molestias, sí que hay que tener ciertos cuidados.

La durada del blanqueamiento dental puede llegar a ser de hasta 3 años siempre y cuando se sigan las pautas adecuadas de higiene bucal. Si estás interesado en éste tratamiento puedes consultarnos completando éste formulario o llamando al teléfono de contacto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat