Qué hacer después de una cirugía bucal

Qué hacer después de una cirugía bucal

LA CIRUGÍA BUCAL

Una cirugía bucal no es cualquier cosa. Nos preparamos para ello, sobretodo mentalmente. Sobretodo si es la primera vez que nos la hacen. Algunas personas con más miedo que otras. Algunas lo pasan peor y otras lo superan con facilidad. Y es que al final todo depende de nuestro umbral de dolor y de las expectativas que nos hagamos. Nuestra recomendación como profesionales: ve a un buen cirujano, ya que te va a doler de alguna manera u otra, por lo menos que valga la pena.

Lo bueno del post-operatorio es que ya es casi al final. Ya estás a punto de solucionar aquel problema que tenías y mucho más cerca de mejorar tu salud dental. Pensar en eso puede ayudar. Además, a continuación te indicamos los consejos que les damos a nuestros pacientes.

 

LAS 7 INDICACIONES QUE DEBES SEGUIR EN EL POST-OPERATORIO
  1. Ponte hielo en la cara. En la zona operada, para reducir la hinchazón y la sensación de dolor. Rotando cada 15 minutos con y sin hielo respectivamente.
  2. Mantén una postura cómodo y muévete con tranquilidad. Evita movimientos bruscos e intensos. El ejercicio no está para nada recomendado durante los primeros días de post-operatorio. Esto se debe a que puede incrementar el flujo sanguíneo, desplazando los coágulos de sangre de la boca en proceso de curación.
  3. Come alimentos blandos y ricos en vitamina A y C. Lo mejor es una dieta casi líquida, a base de yogures, batidos de frutas y licuados. Tanto los batidos como los licuados, que pueden ser de verduras y frutas, te aportarán las vitaminas que necesitas para tu pronto recuperación.
  4. Cepíllate con cuidado. Con mucho cuidado. El doctor ya te indicará con más detalle cómo hacerlo, ya que esto puede variar dependiendo del caso. Por lo general te podemos decir que te cepilles con suavidad y en la zona operada de manera superficial. Esto una vez pasadas las primeras 24 horas.
  5. Evita alimentación caliente, crujiente y dura. La alimentación caliente sobretodo es conveniente evitarla mientras dura la anestesia. Puedes quemarte la boca. Así mismo, morder alimentos duros y crujientes puede ser dañino e incrementar el dolor de manera considerable.
  6. Tampoco se recomienda fumar o beber alcohol. Totalmente prohibido ya que puede interferir con el proceso de cicatrización.
  7. Tomar los antibióticos recetados. Dependiendo del tipo de tratamiento quirúrgico, es posible que el especialista recete antibióticos. Hay que tomarlos según las indicaciones.

 

OTRAS RECOMENDACIONES DE POST-OPERATORIO

Teniendo en cuenta estos consejos el proceso de curación será mucho más llevadero. Además, aunque no tiene por qué pasar, si sientes o tienes algunos de estos síntomas te conviene más acudir al dentista.

  • Dolor fuerte que no responde a la medicación
  • Sangrado que continúa incluso después de aplicar presión
  • Fiebre que dura más de 24 horas luego de la cirugía
  • Pus, el cual puede indicar una infección
  • Problemas para tragar o respirar

El proceso de curación de una cirugía bucal es tan sólo eso, un proceso. Parte de un tratamiento que si se hace de la manera correcta vale la pena. Y con nosotros puedes estar seguro de eso, más de 25 años de experiencia y miles de casos de éxito nos avalan.