Odontopediatría y el hábito del cepillado

Odontopediatría y el hábito del cepillado

JUEGOS Y HÁBITOS

En la odontopediatría es bien sabido que para los más pequeños la salud dental no es algo de especial interés. De hecho, la salud en general, no suele ser una prioridad en su agenda a no ser que sea para jugar a los médicos. Cosa que, cada vez más, va formando parte de los juegos del pasado.

Ahora los juegos han evolucionado mucho y son más entretenidos, por lo que captar la atención de los niños resulta más difícil. Sobretodo si es para algo como cepillarse los dientes. Por eso los padres deben tener en cuenta la salud dental de los más pequeños, siempre con la ayuda de un odontopediatra.

Pero los largos ratos de entretenimiento no tienen la culpa del estado de la salud bucodental de nuestros hijos, es más un tema de hábitos. Y esto va desde la alimentación hasta costumbres de cepillado. En éste artículo explicaremos 3 maneras efectivas de consolidar el hábito del cepillado.

 

LOS 3 TRUCOS MÁS EFECTIVOS PARA TUS HIJOS
  1. El ejemplo de los niños. Los niños siempre se fijan en lo que hacen sus padres y tienden a copiar conductas. Y más si son conductas que se repiten, las aprenden con más facilidad. Por eso es bueno hacer del cepillado una costumbre familiar, en la que todos le dedican un rato juntos a su salud dental.
  2. Contar historias de 2 minutos. El tiempo de duración es aproximado, aunque de acuerdo a la organizaciones pediátricas 2 minutos es el tiempo ideal. Para los niños es lo más conveniente, siempre y cuando sea un mínimo de 2 veces al día. Así que recomendamos a los padres tiren de creatividad durante un par de minutos para entretener a sus hijos mientras se cepillan. Otra opción es apoyarse de la tecnología.  Pueden utilizar vídeos de algunos dibujos que les puedan gustar para distraerlos y conseguir que se cepillen a gusto.
  3. Usar el cepillo como si fuera un juguete. Puede ser un juguete imaginario. O bien se puede comprar un cepillo que realmente lo sea o lo aparente. En la actualidad hay muchos cepillos que tienen dibujos, luces y cosas divertidas que pueden hacer del cepillado un auténtico juego para el infante.

Junto con estos consejos podemos decir que los más importante de todo es la consistencia. Crear un hábito de higiene día a día, para que poco a poco los niños se vayan acostumbrado. Con esto el niño tendrá más facilidad para ser autosuficiente y ser más responsable. Y siempre que tenga alguna duda, puede contactar con nuestro especialista en odontopediatría. Además de las revisiones periódicas recomendadas, es bueno que el niño se vaya adaptando al dentista para que siempre goce de la mejor salud oral.